La llave de Nasrudín

Cuentan que un día estaba el mulá Nasrudín en la calle, a cuatro patas, buscando algo, cuando se le acercó un amigo y le preguntó:

- "Mulá, ¿qué buscas?"

Y él le respondió:

- "Perdí mi llave."

- "¡Oh, Mulá, qué terrible!... Te ayudaré a encontrarla."

Se arrodilló y luego preguntó:

- "¿Dónde la perdiste?"

- "En mi casa."

- "Entonces, ¿por qué la buscas aquí afuera?"

- "Porque aquí hay más luz."

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por tu visita y por tus comentarios!