Acción desinteresada

- “Lo que más me deprime es la absoluta vulgaridad de mi existencia. Jamás en la vida he hecho nada tan importante como para merecer la atención del mundo”.

- “Te equivocas si piensas que es la atención del mundo lo que hace que una acción sea importante”, dijo el Maestro.

Siguió una larga pausa.

- “Bueno, pero es que tampoco he hecho nada que haya influido en alguien, ni para bien ni para mal...”

- “Te equivocas si piensas que es el influir en los demás lo que hace que una acción sea importante”, volvió a decir el Maestro.

- “Pero, entonces, ¿qué es lo que hace que una acción sea importante?”

- “El realizarla por sí misma y poniendo en ello todo el propio ser. Entonces resulta ser una acción desinteresada, semejante a la actividad de Dios”.

Anthony de Mello. “Un minuto para el absurdo”

9 comentarios:

LuzMarina dijo...

Me encanto leerlo,gracias por todo.

nancy dijo...

muy lindo y vaya que nos deja mucho que reflexionar, sobre nuestras acciones, gracias por compartirlo.

altair dijo...

He abrazado esta verdad porque es la que da sentido a mi vida.... incluso cuando no me hallo, no tengo lucidez ni claridad o, simplemente estoy en mis momentos más abisales... gracias por este instante de sincronía.

jordim dijo...

bonito cuento, me quedo hurgando por aquí.

josé alberto dijo...

Muy buenos cuentos gracias

Axel Matias dijo...

no entiendo, alguien me explica en breve palabras?????? graciass

jaquelin martinez dijo...

muy lindo!!!!!

Nicolas Astegiano dijo...

Muy buenos cuentos, me quedo curioseando!

Atrapada En los libros dijo...

CUento genial!

Publicar un comentario en la entrada

¡Muchas gracias por tu visita y por tus comentarios!