Una situación tensa

Un día, mientras caminaba a través de la selva, un hombre se topó con un feroz tigre. Corrió, pero pronto llegó al borde de un acantilado. Desesperado por salvarse, bajó por una parra y quedó colgando sobre el fatal precipicio.

Mientras estaba ahí colgado, dos ratones aparecieron por un agujero en el acantilado y empezaron a roer la parra.

De pronto, vio un racimo de frutillas en la parra. Las arrancó y se las llevó a la boca... ¡Estaban increíblemente deliciosas!

1 comentario:

Goathemala dijo...

Me sirve, estoy aprendiendo a vivir el presente y textos tan buenos como estos ayudan mucho.

Gracias.

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por tu visita y por tus comentarios!