El Rey Momo

Un día, mientras paseaba por los jardines de su palacio se le acercó uno de los sirvientes y le preguntó :

- "Disculpad majestad, ¿cuál es el secreto de vuestra gran sabiduría?"

- "Muy sencillo", respondió el monarca. "Tengo dos orejas y una boca, así que escucho dos veces y hablo sólo una"

1 comentario:

israel canton dijo...

Muy bueno solo hace falta aplicarlos en el diario vivir

Publicar un comentario en la entrada

¡Muchas gracias por tu visita y por tus comentarios!