Un relato sobre amor

"Se trata de dos hermosos jóvenes que se pusieron de novios cuando ella tenía trece y él dieciocho. Vivían en un pueblito de leñadores situado al lado de una montaña. Él era alto, esbelto y musculoso, dado que había aprendido a ser leñador desde la infancia. Ella era rubia, de pelo muy largo, tanto que le llegaba hasta la cintura; tenía los ojos celestes, hermosos y maravillosos..

La historia cuenta que habían noviado con la complicidad de todo el pueblo. Hasta que un día, cuando ella tuvo dieciocho y él veintitrés, el pueblo entero se puso de acuerdo para ayudar a que ambos se casaran.

Les regalaron una cabaña, con una parcela de árboles para que él pudiera trabajar como leñador. Después de casarse se fueron a vivir allí para la alegría de todos, de ellos, de su familia y del pueblo, que tanto había ayudado en esa relación.

Y vivieron allí durante todos los días de un invierno, un verano, una primavera y un otoño, disfrutando mucho de estar juntos. Cuando el día del primer aniversario se acercaba, ella sintió que debía hacer algo para demostrarle a él su profundo amor. Pensó hacerle un regalo que significara esto. Un hacha nueva relacionaría todo con el trabajo; un pulóver tejido tampoco la convencía, pues ya le había tejido pulóveres en otras oportunidades; una comida no era suficiente agasajo...

Decidió bajar al pueblo para ver qué podía encontrar allí y empezó a caminar por las calles. Sin embargo, por mucho que caminara no encontraba nada que fuera tan importante y que ella pudiera comprar con las monedas que, semanas antes, había ido guardando de los vueltos de las compras pensando que se acercaba la fecha del aniversario.

Al pasar por una joyería, la única del pueblo, vio una hermosa cadena de oro expuesta en la vidriera. Entonces recordó que había un solo objeto material que él adoraba verdaderamente, que él consideraba valioso. Se trataba de un reloj de oro que su abuelo le había regalado antes de morir. Desde chico, él guardaba ese reloj en un estuche de gamuza, que dejaba siempre al lado de su cama. Todas las noches abría la mesita de luz, sacaba del sobre de gamuza aquel reloj, lo lustraba, le daba un poquito de cuerda, se quedaba escuchándolo hasta que la cuerda se terminaba, lo volvía a lustrar, lo acariciaba un rato y lo guardaba nuevamente en el estuche.

Ella pensó: "Que maravilloso regalo sería esta cadena de oro para aquel reloj." Entró a preguntar cuánto valía y, ante la respuesta, una angustia la tomó por sorpresa. Era mucho más dinero del que ella había imaginado, mucho más de lo que ella había podido juntar. Hubiera tenido que esperar tres aniversarios más para poder comprárselo. Pero ella no podía esperar tanto.

Salió del pueblo un poco triste, pensando qué hacer para conseguir el dinero necesario para esto. Entonces pensó en trabajar, pero no sabía cómo; y pensó y pensó, hasta que, al pasar por la única peluquería del pueblo, se encontró con un cartel que decía: "Se compra pelo natural". Y como ella tenía ese pelo rubio, que no se había cortado desde que tenía diez años, no tardó en entrar a preguntar.

El dinero que le ofrecían alcanzaba para comprar la cadena de oro y todavía sobraba para una caja donde guardar la cadena y el reloj. No dudó. Le dijo a la peluquera:

- "Si dentro de tres días regreso para venderle mi pelo, ¿usted me lo compraría?"

- "Seguro", fue la respuesta.

- "Entonces en tres días estaré aquí."

Regresó a la joyería, dejó reservada la cadena y volvió a su casa. No dijo nada.

El día del aniversario, ellos dos se abrazaron un poquito más fuerte que de costumbre. Luego, él se fue a trabajar y ella bajó al pueblo.

Se hizo cortar el pelo bien corto y, luego de tomar el dinero, se dirigió a la joyería. Compró allí la cadena de oro y la caja de madera. Cuando llegó a su casa, cocinó y esperó que se hiciera la tarde, momento en que él solía regresar.

A diferencia de otras veces, que iluminaba la casa cuando él llegaba, esta vez ella bajó las luces, puso sólo dos velas y se colocó un pañuelo en la cabeza. Porque él también amaba su pelo y ella no quería que él se diera cuenta de que se lo había cortado. Ya habría tiempo después para explicárselo.

Él llegó. Se abrazaron muy fuerte y se dijeron lo mucho que se querían. Entonces, ella sacó de debajo de la mesa la caja de madera que contenía la cadena de oro para el reloj. Y él fue hasta el ropero y extrajo de allí una caja muy grande que le había traído mientras ella no estaba. La caja contenía dos enormes peinetones que él había comprado... vendiendo el reloj de oro del abuelo.

Si ustedes creen que el amor es sacrificio, por favor, no se olviden de esta historia. El amor no está en nosotros para sacrificarse por el otro, sino para disfrutar de su existencia."

Jorge Bucay

17 comentarios:

Gabriela Jimenez dijo...

Que hermoso:'( Hacia tanto que no leía una buena historia de amor como esta <33

Claudia Montero dijo...

Reelinda historia de amor! yo hice una historia de mi vida amorosa pero relatada en un cuento personalizado, la hice romántica y con ayuda de un vídeo casero muy romántico que poseía, me quedo preciosa y es algo original que nunca nadie podrá tenerla al ser original, mi esposo y yo quedamos encantado con el trabajo que nos hizo http://www.miscuentospersonalizados.com donde me han ayudado mucho, con el arreglo, los géneros y sin modificar nada, porque deseo que sean originales, se los dejo como una buena idea.

Unknown dijo...

me recuerda una película donde sale pedro infante, y "chachita" jejeje, pero como todo, la lectura es aun más bella que el séptimo arte ;)

boris palma moreira dijo...

LINDOOOOOOOOOOOO

mariana valenzuela dijo...

muy linda historia, considero que amores así quedan ya muy pocos!!

Rosalinda Hershey dijo...

k linda historia de amor muy romantica guauuuu k romantico me gustan kos romanticos

jose gerardo dijo...

que bonita historia me gusto :')

Leydy Lorenita dijo...

me encanto la historia

Dionicio Acevedo dijo...

Buena historia... (T__T)

Unknown dijo...

Hermosa Historia de amor <3


Teffita dijo...

Me encanto tu historia es realmente hermosa, creo que como seres humanos tenemos temor a arriesgarnos en la vida, pero tu historia comunica que cuando en realidad encuentras a la persona que llega a complementar tu vida harás todo lo posible y seras capaz de sacrificar lo mas preciado que tienes para verla feliz.
Tu cuento se asemeja mucho a la realidad debido a que hay parejas que llevan años de ser enamorados y finalmente llegan a casarse por el amor que se sienten mutuamente, y ademas por sentir el apoyo de las personas que te aprecian y que quieren ver su relación crecer.
El ambiente en el que se desarrolla tu historia inspira armonía, paz y confianza y creo que eso es lo fundamental para que el lector pueda llegar a vivir la historia y sentirla como si fuera suya.
SALUDOS =)

Teffita dijo...

Me encanto tu historia es realmente hermosa, creo que como seres humanos tenemos temor a arriesgarnos en la vida, pero tu historia comunica que cuando en realidad encuentras a la persona que llega a complementar tu vida harás todo lo posible y seras capaz de sacrificar lo mas preciado que tienes para verla feliz.
Tu cuento se asemeja mucho a la realidad debido a que hay parejas que llevan años de ser enamorados y finalmente llegan a casarse por el amor que se sienten mutuamente, y ademas por sentir el apoyo de las personas que te aprecian y que quieren ver su relación crecer.
El ambiente en el que se desarrolla tu historia inspira armonía, paz y confianza y creo que eso es lo fundamental para que el lector pueda llegar a vivir la historia y sentirla como si fuera suya.

lucho taday dijo...

muy buena historia :) el amor no debe ser algo por lo que hay que sufrir sino aquello que nos haga disfrutar cada instante con esa persona que amamos

arnol sarmiento dijo...

pero q bestia

Angelica Plantagenet dijo...

No sé qué tiene esta historia aparte de machismo y pedofilia. Así es como se enseña a las niñas a convertirse en mujeres sin autoestima, dedicadas exclusivamente a satisfacer los deseos de la figura paterna o de la del hermano mayor. Cómo puede gustarle esta historia a una mujer? No lo entiendo.

Sarten 2102 dijo...

Diganme que no soy la única que de acordó de la película de pedro infante y la hermosa frase de "chachita, te cortaste el pelo"

Yoniel Rosado Valdez dijo...

WOOW LA HISTORIA ES HERMOZA

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por tu visita y por tus comentarios!