Las arenas movedizas

Un hombre va caminando descuidado, cuando, de repente, se cae en un foso de arenas movedizas.

Tranquilamente, el hombre observa cómo se va hundiendo, lentamente. Ve que poco a poco va desapareciendo dentro de las arenas, pero él continúa tranquilo.

Pero cuando cuando las arenas casi le alcanzan la boca y la nariz, se pone nervioso y comienza a pedir ayuda.

Alguien oye sus gritos, lo localiza, y le acerca una rama para ayudarle.

El hombre agarra la rama, pero no hace el esfuerzo necesario para salir.

- "¡Tire de la rama... y salga!"

- "¡No, gracias, buen hombre! Si yo no necesito salir... si aquí estoy bien... ¡tan sólo quiero que las arenas no me tapen la boca!"

1 comentario:

Lourdes dijo...

esta muy bueno! es mas o menos lo que nos esta pasando con el tema basura, ya estamos agarrados de la rama pero sigamos tirando basura que nos gusta

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por tu visita y por tus comentarios!